A veces las transformaciones duelen …

A veces las transformaciones duelen … Pero una vez cambiados … Nos damos cuenta de que el proceso era necesario“.

Estas afirmaciones muestran una realidad que solemos darnos cuenta cuando ya ha pasado no mientras estamos en el proceso, precisamente por el dolor que sentimos, por el abismo en el que nos encontramos en dicha transformación.

En mi caso, este tipo de transformaciones, antes de conocer el MAT, las vivía con mucha dudas, mi tristeza inflada me hacía revisar todo lo que me estaba pasando, por lo que el periodo era agotador, revisando continuamente todas las posibilidades. Ahora, cuando estoy en el proceso, dejo que mi mente se serene, me dejo fluir con lo que está pasando, me sigue doliendo, pero lo vivo mucho mejor, sin trabajos innecesarios, sin angustias, intentando ser consciente de todo lo que esta ocurriendo y sobre todo, doy las gracias, porque sé que el cambio será a mejor.

! Que tengáis un bonito día !!!

A veces las transformaciones

Anuncios

A los ojos tristes …

” A los ojos tristes hay que hacerles menos preguntas y darles más abrazos, me encanta esta reflexión que me ha llegado por Facebook.

Me ha pasado muchas veces que al ver a alguien con un gran sufrimiento, la perdida de un ser querido, …, lo único que creía que podía ayudar era tomarlo de la mano, que supiese que no estaba solo y que me tenía para lo que quisiese, si le apetecía hablar de ello, si quería estar callado, …, lo que le hiciese sentirse mejor, pues no todas las personas  lo expresamos de la misma manera.

En mi caso, cuando murió mi padre, lo que más me ayudó fue un abrazo de una buena amiga cuando salía de la misa del entierro, fue para mi una gran liberación de todas mis emociones que había reprimido, por mi madre, por mis compañeros, …

No quiero dejar de recordar a las víctimas y, muy especialmente a sus familias, del atentado del 11M de Madrid, que viví muy intensamente como todos los madrileños.

! Un abrazo muy fuerte para todos !!!

A los ojos tristes

La Paz interior se consigue …

La reflexión que os propongo hoy viene de la frase: “La Paz interior solo se consigue cuando somos capaces de comprendernos, aceptarnos y perdonarnos“.

¿Qué es la Paz interior?, para mí, es sentirme en armonía, en lograr que mi mente “descanse”, se encuentre “en paz con el resto de mi ser”.

¿Cuándo consigo esa Paz interior?, en contacto con la naturaleza, muy especialmente con el mar, es sentir que soy parte del universo y que fluyo con él.

Cuando me ocurre un hecho grave, la pérdida de un amigo, por ejemplo, me pongo con tristeza auténtica, a diagnosticar lo que ha ocurrido, a ver mi reacción ante dicha pérdida, ¿por qué he reaccionado del modo que lo he hecho?, en definitiva intento comprenderme y aceptarme en mis reacciones, en los sentimientos que me ha motivado dicha pérdida, y en el caso de que haya cometido un error también a perdonarme, si hago todo esto, mi Paz interior vuelve.

¡Que tengáis un bonito día y que disfrutéis de Paz interior!

La paz interior

Se que voy a llegar

Me encanta la bella foto que os incluyo hoy, el mensaje que trasmite está realizado en dos tipos de letras y colores para enfatizar las palabras más importantes.

La frase comienza con “tropiezo“, y la acompaña, “luego respiro, me levanto, sigo y sonrío” para finalizar, “se que voy a llegar“.

Estoy totalmente de acuerdo con el mensaje, es muy importante que cuando tropecemos, lo primero que hagamos sea respirar, nos dará unos momentos para relajarnos después del tropiezo, de nada sirve enfadarse, es falsa rabia, la emoción que debe aparecer es el miedo, para ver qué nos ha pasado, darnos cuenta de lo que ha ocurrido. A continuación, nos levantaremos y seguiremos adelante y sobretodo con una sonrisa, ya que seguramente el tropiezo será debido a que necesitamos aprender algo y este tropiezo nos está ayudando a ello.

La tristeza auténtica nos ayudará, una vez visto lo que ha ocurrido, a buscar alternativas, soluciones para que no nos vuelva a ocurrir, incorporando lo aprendido a nuestras experiencias y, ahora sí, con rabia auténtica, ponernos a seguir nuestro camino, esto nos hará sentirnos orgullosos de nosotros mismos, pues este tropiezo nos ha ayudado a crecer, sintiendo amor y alegría de vivir y tener la certeza, “se que voy a llegar“, como finaliza el mensaje.

!Que tengáis un bonito día!

Se que voy a llegar

La vida te ha regalado un nuevo día ….

“La vida te ha regalado un nuevo día para que los rellenes de momentos felices”.

Con esta bella frase y una foto muy bonita que la acompaña me he despertado esta mañana.

Me ha dado mucha energía, me he sentido con muchas ganas de enfrentarme al nuevo día que amanecía.

Estaba muy cansada pues he tenido que madrugar mucho. Al leer esta frase, he pensado,  ¿por qué no afrontar el nuevo día así?

Es verdad, que tengo muchas incertidumbres en estos momentos, ¿me ayuda estar triste para resolverlas?, ¿me ayuda pensar que no voy a tener un buen día? Desde luego que no, todo lo contrario, estos pensamientos sólo me hacen sentir peor, me paralizan, no me permiten afrontar los retos que tengo, con energía y con tristeza auténtica.

Por lo que, he sonreído y he decidido estar abierta a lo que el día me vaya trayendo y hasta ahora, con algún problema doméstico, que hemos resuelto rápidamente y no nos hemos quedado a compadecernos, sigo con la sonrisa en los labios y dispuesta a rellenar con momentos felices, uno de ellos, compartiendo este post con vosotros(as).

! Que seáis muy felices y tengáis un bonito día !!!!

1175582_713421782006368_1675864056_n

Un alto en el camino

Me voy a tomar unos días de vacaciones y siempre me gusta aprovechar los días previos para reflexionar cómo va el año, me parece muy bueno, parar un poco, recordar las cosas buenas que me han pasado, así como los problemas, aquellos que he podido resolver, los que tengo pendientes, …

Lo primero que hago es dar gracias por todo lo que me ha pasado, pues sé que las cosas no pasan por “casualidad”, y cada día soy más consciente de que muchas de mis dificultades aparecen cuando debo resolver algún conflicto interno al que no quiero enfrentarme, normalmente por miedo falso, hay algo más profundo que no puedo ni quiero resolver y por ello lo pospongo, no me pongo a resolverlo con tristeza auténtica, que es lo que debería hacer.

También he aprendido que ante todo, he de quererme a mí misma y no ser tan dura conmigo misma, en general, soy mucho mas dura conmigo que con los demás, lo que disculpo en otros, me lo recrimino a mí misma, evidentemente esto no me ayuda, todo lo contrario, me hace ponerme en contra de mí misma, sentirme mal y bloquearme más todavía.

Por lo que en estos días en los que estoy reflexionando, lo primero que he hecho con seguridad, con miedo auténtico, ver las posibles amenazas a mi integridad, tanto las propias como las ajenas, una vez vistas, me he puesto con tristeza auténtica, a buscar soluciones y opciones para eliminar dichas amenazas, he analizado cada una de las soluciones y opciones para encontrar la mejor alternativa para volver a encontrar mi equilibrio, con rabia auténtica, me he puesto en marcha, con decisión y fuerza, con ello he sentido orgullo auténtico, he crecido, soy mejor persona, soy capaz de entregarme a lo bueno, con amor auténtico, sintiéndome feliz, fluir en paz, con alegría auténtica, ahora me siento mucho más segura para seguir afrontando todos mis nuevos retos y disfrutar de mi periodo vacacional.

!Sed muy felices, que tengáis un bonito día!

vacaciones061

¿Qué ocurre si invertimos la Tristeza?

En mi anterior post vimos qué ocurría si invertíamos el miedo, hoy vamos a ver qué pasa con la inversión de la Tristeza, pero primero os recuerdo su definición MATes la capacidad innata de percibir la posible pérdida temporal o definitiva de algo vivo en sí o en el entorno y de buscar soluciones y opciones”.

Supongamos que estás de excursión con una amiga por la montaña, un lugar no muy frecuentado y tu amiga tiene un accidente y no puede caminar.

¿Cuál es la emoción adecuada para esta situación? La Tristeza, es la percibe el problema que ha surgido por el accidente y busca soluciones y opciones para resolverlo.

Si en su lugar, actuase el miedo, me paralizaría, sería incapaz de buscar soluciones y opciones para conseguir llevar a mi amiga al médico.

Si actuase la rabia, buscaría culpables de lo que ha ocurrido, !si ya sabía yo que nos iba a pasar esto!

Si actuase el orgullo, negaría el problema, no hay problema esto se soluciona, sin aportar soluciones y opciones para que sea así.

Si actuase el amor, diría esto es lo que me gusta, así puedo estar con mi amiga, nuevamente no buscaría soluciones.

Si actuase la alegría, negaría el problema, !mira que bien!

Como podemos ver, únicamente con la tristeza, cuidaría de dejar a mi amiga lo más cómoda posible, resguardada e iría a buscar ayuda, con el móvil, mirando en el mapa, …

Si queréis conocer más sobre la emoción, os remito a mi post: ¿Para qué sirve la Tristeza?

!! Que tengáis un día muy bonito !!

Mente