Los hombres construimos demasiados muros …

La frase de hoy: Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes” de Isaac Newton, me parece que describe muy acertadamente y muy bien la dificultad que tenemos en relacionarnos unos con otros.

Como sería la situación si en lugar de levantar muros, tan difíciles de escalar, tendiésemos puentes para acercarnos, para ayudar al entendimiento, para que la comunicación sea más fácil, más cercana, mejoraría ¿no creéis?

En mi caso intento cada día acordarme de construir estos puentes y no hacer caso de mi “ego”, que me dice que me invadirán y me harán daño, y es que ¿si no hay acercamiento, cómo puedo crecer, desarrollarme?

!Que tengáis un bonito día y espero que este blog ayude a construir puentes entre todos!!!

Los hombres construimo

 

Anuncios

¿Tienes el complejo mariposa? ….

Hoy me gustaría reflexionar sobre la percepción que tenemos de nosotros mismos.

Me he encontrado con personas de todo tipo, unas con “egos” muy fuertes, que se creen que son mejores que nadie, la semana pasada, sin ir más lejos, tenía una reunión con una de estas personas y ni siquiera nos saludó cuando nos encontramos con él; otras, por el contrario tienen una versión de sí mismas muy pobre, a primera vista suelen trasmitirte que son poca cosa, pero que en cuanto entras en contacto con ellas, te das cuentas que son seres humanos humildes, muy hermosos y que tienen luz propia.

Como dice la frase que contiene la hermosa foto que os incluyo en la entrada: “¿Tienes el complejo mariposa?: Ellas no se dan cuenta de lo hermosas que son, pero sí lo hacen las personas que las ven“.

!Que tengáis un bonito día!!!

Tienes el complejo mariposa

 

 

Dejar salir al niño interior

Hoy hace un día precioso, con el cielo azul brillante, oyendo trinar a los pájaros, viendo la exuberancia de esta primavera, oliendo su perfume, que nutre todos mis sentidos y me hace sentirme bien.

En un día así, todo mi “ser interior” me dice que quiere salir, que quiere abrirse a las maravillas del universo, contactar con él, sentirse parte de él, sin ataduras, siendo libre y gozando de cada momento.

Cuando dejamos salir a nuestro ser, “el niño interior que llevamos dentro”, como comentaba en mi último post, miramos a nuestro entorno de una manera diferente, como un niño, nos abrimos a descubrir los miles de detalles que siempre han estado y no éramos capaces de ver.

Además dejamos nuestro “ego”, el niño no lo tiene, no tiene que esconderse bajo una máscara de creencias que nos han “enseñado” en nuestra vida y nos han hecho esconder a ese niño tan especial que todos llevamos dentro.

¡Es hora de dejarlo salir!

¡Que tengáis un bonito día!!!

Salir de la concha