Los hombres construimos demasiados muros …

La frase de hoy: Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes” de Isaac Newton, me parece que describe muy acertadamente y muy bien la dificultad que tenemos en relacionarnos unos con otros.

Como sería la situación si en lugar de levantar muros, tan difíciles de escalar, tendiésemos puentes para acercarnos, para ayudar al entendimiento, para que la comunicación sea más fácil, más cercana, mejoraría ¿no creéis?

En mi caso intento cada día acordarme de construir estos puentes y no hacer caso de mi “ego”, que me dice que me invadirán y me harán daño, y es que ¿si no hay acercamiento, cómo puedo crecer, desarrollarme?

!Que tengáis un bonito día y espero que este blog ayude a construir puentes entre todos!!!

Los hombres construimo

 

Anuncios

“A veces buscamos ….

A veces buscamos lo que todavía no estamos preparados para encontrar“, esta frase de Libba Bray que acompaña a la hermosa foto que hoy os traigo, me lleva a reflexionar sobre lo importante que es “buscar“, creo firmemente, que aunque no estemos preparados para encontrar, esto nos ayuda a “abrirnos” y poder encontrar algo que nos llegará como aprendizaje para estar preparados para encontrar lo que realmente estamos buscando.

Es verdad que, en un principio, nos puede ocasionar frustración, pero es mucho peor “no buscar“, ya que seguro que no encontraremos nada y no sabremos estar atentos a los aprendizajes necesarios.

Recuerdo que hace muchos años profesionalmente me encontraba que ya había llegado a mi techo, poco más podía aprender en mi campo y me empeñé en buscar una salida, que durante mucho no encontré, pues mi cabeza únicamente miraba en lo que conocía, era incapaz de mirar con perspectivas más amplias.

Seguí buscando hasta encontrar el MAT, que me abrió la posibilidad de conocerme mejor a mí misma y encontrar dicha salida, la que estoy construyendo en estos momentos.

! Que tengáis un bonito día !!!!

A veces buscamos

“Los espacios entre tus dedos fueron creados …..

Hoy me gustaría reflexionar con vosotros sobre la importancia de abrirse a la llegada de otras personas a nuestras vidas.

Seguro que todos hemos tenido experiencias malas y que muchas veces estamos tentados de ir por la vida solos, sin ataduras.

El ser humano es un ser social y necesita estar con gente, con personas buenas, que le ayuden en los momentos difíciles, que le acompañen cuando se sientan solos, esa soledad que se cierne en momentos de dudas, de decisiones difíciles de tomar.

Por supuesto, que debemos apartar a la gente que nos quiere hacer daño, a los egoístas que solo piensan en ellos mismos, a los que nos quieren manipular, en estas situaciones hay que sentir “miedo auténtico“, que nos avisa de que esa persona no es segura para mí, sea mi familia, mis amigos, ….

También tenemos que dar oportunidad a las muchas personas buenas que hay en la vida, que nos regalan sus sonrisas, su ayuda, sin pedirnos nada a cambio.

Y como dice la foto que os traigo hoy: “Los espacios entre tus dedos fueron creados Para que otros los puedan llenar”

!Que tengáis un bonito día y llenéis vuestros espacios con gente buena !!!

Espacio entre tus dedos

Nadie es lo suficientemente importante …

“Nadie es lo suficientemente importante para amargar tu vida”.

Es una gran verdad, !cuántas veces dejamos que otras personas nos amarguen la vida! y ¿por qué?, ¿por qué les damos esa importancia?

Creo que es mucho mejor mirar dentro de nosotros para sacar esa energía que necesitamos día a día, rodearnos de personas que nos hagan felices y olvidarnos definitivamente de las que no nos aportan nada, al revés, intentan “chupar” nuestra energía.

Mi experiencia me dice que hay mucha gente que vale la pena y sólo hay que abrirse para poder contactar con ellos, ayudándonos en nuestro crecimiento o simplemente disfrutando del regalo que es dicho encuentro y, por supuesto, cerrarse a las personas nocivas, no malgastar ni un minuto con ellas, a mí, esto me ha costado mucho hacerlo, pero os aseguro que ya es un hábito en mí y mi vida ha mejorado muchísimo, aunque, claro todavía tengo que aguantar a algunos por motivos profesionales, me digo a mí misma que es parte de mi trabajo, no de relaciones humanas y me es más fácil llevarlo, pero lo que os aseguro que no les dejo que “me amarguen el día”, lo máximo que hacen es darme trabajo, pero nada más.

!Que tengáis un bonito día y fin de semana!

Nadie puede amargar tu vida