Los sentidos, nuestras antenas

El MAT nos muestra que los sentidos son nuestras antenas al mundo, son los que están en contacto con nuestra realidad y los que responden a los estímulos que recibimos.

Considera que hay seis sentidos: tacto, oído, olfato, gusto, vista y sexo, siendo cada uno de ellos especializado en activar una de nuestras seis emociones, que ya os introduje en mi post ¿Para qué sirven las emociones?, que son miedo, tristeza, rabia, orgullo, amor y alegría, respectivamente.

Tenemos muchas expresiones cotidianas que dan muestra de ello, “se me ponen los pelos de punta“, ante una situación de miedo; “suena triste“, ante una situación de pérdida; “esto me huele mal“, ante una manipulación, “señal de buen gusto“, como reconocimiento de orgullo creador, “amor a primera vista“, cuando alguien nos enamora, “sexo es plenitud”, como reconocimiento de la mayor alegría.

Cuando falla un sentido, afecta a la emoción correspondiente y al revés, cuando la emoción no funciona correctamente también afecta al sentido.

Son nuestros sentidos los que nos hacer ser sensibles, no nuestras emociones, ya que son ellos los que nos permiten captar los estímulos que nos muestra nuestro entorno, activar la emoción correspondiente y funcionar en armonía y en paz con el universo.

Como bien sabemos nuestros sentidos son incompletos y limitados. Hay en la tierra animales, que tienen algunos de los sentidos mucho más desarrollados y potentes que los nuestros, pero también sabemos que si los necesitamos se desarrollan mucho y estoy convencida, que cuando vayamos siendo seres más crecidos, nuestros sentidos se irán desarrollando también.

!! Que tengáis un bonito día conectando todos vuestros sentidos !!

jardin-de-los-sentidos1

Inicio en el camino

Para iniciar un nuevo camino, creo que lo principal es saber hacia dónde quieres ir, qué quieres conseguir al final del mismo.

¿Dónde quiero ir?, la verdad es que no lo tengo muy claro en este momento, tengo más bien pistas, indicios, reflexiones, que me están ayudando a dar los primeros pasos, titubeantes, como un niño que empieza a caminar.

Lo primero que me viene a mi mente, es gratitud, por todo lo que la vida me ha dado hasta ahora, mis padres, mi familia, mis maestros, mis amigos, mis jefes, mis compañeros, en fin, muchas enseñanzas, muchas reflexiones a lo largo de mi vida, que me gustaría compartir, para que tal vez, puedan ayudar a mejorar el momento complicado que nos toca vivir en este momento y sobre todo, dar muchas esperanzas, creo muy firmemente que estamos en un momento de inflexión, de profundos cambios, políticos, económicos, organizacionales, culturales, valores, ….

Estamos en un momento muy especial, sí, da un poco de vértigo, pero a la vez, es un momento para que podamos mejorar y sobre todo, para que cada uno de nosotros podamos poner un granito de arena en este nuevo engranaje: “Tu eres importante” y está en tu mano que podamos construir lo que queremos entre todos.

Empecemos con alegría, demos el primer paso con seguridad y vamos viendo que pasa …

Alegría