Emociones auténticas y falsas

Hoy preparando una sesión de coaching, he vuelto a leer la frase de Jorge Bucay, “No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con las emociones”, esta reflexión es muy potente en coaching, ayuda mucho a entender cómo podemos ver las cosas de forma diferente.

El MAT nos muestra algo mucho más importante, nos muestra que tenemos seis emociones innatas, que son nuestras energías para funcionar correctamente y cada una de ellas tiene una función clara y bien definida.

Hasta ahora hemos hablado del Miedo, que “es nuestra capacidad innata de percibir las amenazas a nuestra integridad o a la ajena y de alejar el riesgo que conllevan”.

Además, las emociones las define como auténticas o falsas, son auténticas si la emoción es proporcional al estímulo que la produce en Calidad, Intensidad y Duración.

Veamos un ejemplo, supongamos que vamos por la calle y alguien va muy deprisa, no nos ve y nos arrolla. Lo primero que sentimos es miedo, es una amenaza para nuestra integridad, es la emoción que debemos sentir, si sintiésemos, por ejemplo, amor, “pobre, seguro que no me ha visto y algo importante tiene que hacer”, no es la adecuada (Calidad), ya que la persona puede ser peligrosa, tal vez pretenda robarnos. Si la persona se para, se disculpa, indicando que lo siente y que no nos ha visto, ya dejamos de tener miedo, le podemos indicar que tenga más cuidado, no sería adecuado, por ejemplo, pasar al pánico (Intensidad), gritando, ni seguir con miedo (Duración).

Para seguir nuestro camino, es muy importante detectar qué emoción surge en cada momento, identificarla, ver si es auténtica o no, esto nos dará mucha seguridad y nuestros pasos serán más seguros.

Para acabar, os dejo con una pequeña anécdota que me ocurrió y que acabo de recordar sobre el miedo: iba andando por una calle amplia y de pronto, me fijé que al otro lado de la calle, un hombre se estaba escondido tras una cornisa con una pistola en la mano, al acecho de algo o alguien, mi primera reacción fue de miedo, era una amenaza evidente. Como me encontraba lejos, seguí andando, observando qué estaba ocurriendo y un minuto más tarde, pude ver cómo había unas !!cámaras grabando!!.

!Que tengáis un bonito día!!!

Anuncios

7 pensamientos en “Emociones auténticas y falsas

  1. Pingback: La mente, o espíritu, no es algo de orden físico … | Eres Importante

  2. Pingback: La Paz interior se consigue … | Eres Importante

  3. Pingback: “Los espacios entre tus dedos fueron creados ….. | Eres Importante

  4. Hola Olga.
    Quiero que entiendas, que si mis planteamientos confrontan con los tuyos, únicamente debes utilizarlos como una crítica constructiva, ya en ningún caso pretendo entorpecer tu camino, sino todo lo contrario, mejorarle si es posible.
    Veo que hasta ahora has estado muy bien arropada por Preciada, pero ten en cuenta que a veces nuestros propios líderes, guías espirituales, creencias o dogmas impiden a nuestra mente volar en total libertad. Ir en contra de cualquier norma establecida no suele tener muy buena acogida entre ellos.
    Bueno, dicho esto, empezaré en el mismo el orden que tú has mantenido en este blog, y por eso comenzaré hablándote de lo que creo que son las emociones:

    Para mi no existen emociones autenticas o falsas. Las emociones simplemente son innatas. Según los científicos, son todo ese conjunto de ordenes heredadas en nuestro archivo genético que nos permiten comenzar a caminar por la vida de la manera más segura.
    Si nos fijamos en esas tortugas marinas recién nacidas, veremos como rompen el cascarón, se desentierran hacia la superficie, corren hasta el mar, nadan rápidamente, se alejan de la orilla, buscan un lugar seguro y se alimentan. Y todo esto, increíblemente, sin haber adquirido ningún tipo de información previa.
    Pues esa es la misión de nuestras emociones, y todas son absolutamente verdaderas porque millones de años de evolución así lo demuestran.
    La confusión viene generada porque, además de todas esas emociones instintivas, también disponemos de nuestra razón. Con ella podemos alterar la respuesta que demos ante una emoción, (yo puedo tener miedo, pero actuar con valor). Eso es lo que define nuestra conducta y nuestra manera de actuar ante la vida. Y es precisamente esa conducta la que sí puede ser verdadera o falsa. Y esto soló lo sabrá el dueño de cada emoción, (yo por interés, puedo casarme con alguien del que no esté enamorado sin que nadie se de cuenta)
    Utilizando tu ejemplo anterior, si alguien nos arrollara por la calle, la primera emoción que todos sentiríamos sería de miedo, porque, efectivamente, sería una amenaza para nuestra integridad. Y según los estímulos que recibiéramos a continuación, irían surgiendo sucesivamente sus correspondientes emociones:
    -Si es un ladrón sentiríamos más miedo, y huiríamos o nos defenderíamos.
    -Si es un anciano, que se ha tropezado, sentiríamos compasión.
    -Si es un malintencionado sentiríamos ira.
    -Incluso si es la persona y el momento adecuado podríamos enamorarnos instantáneamente.

    Por eso, insisto, todas estas emociones son absolutamente verdaderas. El cómo actuáramos ante ellas, sería lo que definiría nuestra conducta como verdadera o falsa.

    • Estoy encantada que participes, estoy segura que tus comentarios ayudarán mucho en la reflexión.

      Disculpa que no te haya contestado antes, estos días han sido días un poco ajetreados.

      Estoy contigo en que la emoción se dispara cuando percibimos algún estímulo de la realidad que nos rodea, lo que el MAT me ha ayudado es, primero a definir la emoción claramente, a ver que cada una de ellas tiene una finalidad muy clara y que si es la adecuada me ayuda a resolver mejor la situación, sentirme bien, con energía, dándome mucha seguridad.

      En el ejemplo que he puesto, no todo el mundo siente miedo, yo sentía compasión, y esto me ponía en peligro, ya que me podía encontrar con una persona que hacía esto para robarme, ahora, gracias al MAT se que esta no es la emoción que debo sentir y debido al aprendizaje, ahora en situaciones similares, ya siento miedo, no compasión y te aseguro que ahora me siento mucho más segura y reacciono mucho mejor.

      El concepto de emoción falsa lo introdujo Jung, Preciada lo ha definido más claramente al indicar que una emoción es auténtica si es proporcional al estímulo que la produce en Calidad, Intensidad y Duración, como indico en el post.

      He tenido la inmensa suerte de ser formada por Preciada, una mujer excepcional y creadora del Metamodelo de Análisis Transformacional (MAT), que a mí me parece muy bueno, muy coherente y me está ayudando muchísimo a crecer, su conocimiento me ha valido para entenderme mejor, por qué hacia algunas cosas y ha sido como un verdadero catalizador en mi desarrollo personal.

      No quiero con esta respuesta ir contra lo que tu has expuesto, solo indico lo que ahora creo y que me está ayudando y que expongo en mi blog por si puede ayudar a alguien más.

  5. Nuestras emociones son las respuestas que nos da nuestro instinto ante cualquier acontecimiento de la vida. Siempre hay que escucharlas, aunque no siempre debemos obedecerlas. A veces se disparan a tal velocidad que no somos capaces de percibirlas. No creo que exista nadie que ante un susto impredecible, tenga esas milésimas de miedo. Y que lo que tu sintieras después, por cualquier persona que se tropezara ante ti en la vida, fuera compasión, no sólo me parece una respuesta emocional correcta y verdadera, sino ejemplar.

    Esa debería ser la respuesta que todos deberíamos tener ante el resto de las personas que nos rodean. Ese es el instinto, que como especie, nos ha marcado la evolución. y si todos la lleváramos a cabo, el mundo sería perfecto.

    Pero lamentablemente la realidad no es así, y las personas no solemos guiarnos por esos instintos. La sociedad nos han impuesto otro tipo de razones muy diferentes. Vivimos en una jungla en la que debemos vencer a cualquier precio, y en la que quién se agacha, aunque sea para ayudar a alguien, dejará desprotegida su guardia ante el enemigo…
    Intuyo que eso es lo que ha pasado a ti, y supongo que esa emoción no te habrá traido más que problemas en la vida.
    Pero no hay problema, porque para eso tenemos nuestra razón. Ésta permite adaptar nuestras emociones según la experiencia vivida de cada uno. Con ella podemos sustituir una emoción, correcta para una especie, por otra correcta para las circunstancias de un individuo.

    Este debe ser tu caso, pero tu emoción nunca fue falsa, sino incorrecta para tus circunstancias. Y esta situación es la que te ha hecho ver Preciada.
    Entiéndeme que no quiero ir contra ella, sino corregir alguno de sus términos. Ambos estamos buscando las mismas respuestas, pero para ello debemos encajar todas nuestras diferentes piezas.
    Estoy totalmente de acuerdo que debemos conocer a nuestras emociones, para saber utilizarlas correctamente, puesto que “Quien no conoce sus emociones quedará a merced de ellas”.
    Pero no solamente las más simples, sino también las más profundas de nuestro corazón
    Y el día que lo consigamos, te aseguro que el mundo cambiará…
    Saludos

  6. Pingback: Sí dejas salir todos tus miedos … | Eres Importante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s